Fukushima, El Apocalipsis Radioactivo: Holocausto de la sinagoga de Satanás (Cempoal.li-Ihuan-Ce nº 3) por Iván Ardila Anzúres

Titulo del libro : Fukushima, El Apocalipsis Radioactivo: Holocausto de la sinagoga de Satanás (Cempoal.li-Ihuan-Ce nº 3)
Fecha de lanzamiento : February 8, 2017
Autor : Iván Ardila Anzúres
Número de páginas : 47

Descargue o lea el libro de Fukushima, El Apocalipsis Radioactivo: Holocausto de la sinagoga de Satanás (Cempoal.li-Ihuan-Ce nº 3) de Iván Ardila Anzúres en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Fukushima, El Apocalipsis Radioactivo: Holocausto de la sinagoga de Satanás (Cempoal.li-Ihuan-Ce nº 3) por Iván Ardila Anzúres

Iván Ardila Anzúres con Fukushima, El Apocalipsis Radioactivo: Holocausto de la sinagoga de Satanás (Cempoal.li-Ihuan-Ce nº 3)

Síntesis. El desastre ocurrido en la planta de Fukushima, Japón, derramó una cantidad inconmensurable de caldos radioactivos al mar, pues con ellos controlaron la temperatura infernal de los reactores siniestrados para evitar que siguieran explotando y se fundieran irremediablemente. La riada envenenó todos los mares de la Tierra, y a mediano plazo se espera la extinción de cada una de las especies que en él habitan, desde las microscópicas, hasta las ballenas y calamares gigantes, más otras que nunca descubriremos pues las habrá aniquilado este flujo asesino. Lo anterior, en cuanto a las aguas marinas. Sin embargo, este desastre significa que usted y yo padeceremos tarde o temprano las consecuencias de exponernos a estos materiales extremadamente tóxicos, pues la polución ha de llegar a los últimos rincones del planeta, y tendremos desde cáncer, hasta hijos teratogénicamente alterados. No existía ninguna tecnología capaz de controlar esta contaminación, ni de limpiar las aguas moribundas del planeta, hasta ahora. Irán la posee. La ciencia que le dio a luz la descubrió el científico persa Mehran Tavakoli Keshe. Es tiempo de salvarnos del Apocalipsis. La hora llegó.