Un Sueño Australiano: El amor sostiene el mundo. Antonio y Emilia lo tienen muy claro, pues mantendrán la llama viva sin importar la distancia. por Eron Levin

Titulo del libro : Un Sueño Australiano: El amor sostiene el mundo. Antonio y Emilia lo tienen muy claro, pues mantendrán la llama viva sin importar la distancia.
Fecha de lanzamiento : October 17, 2016
Autor : Eron Levin
Número de páginas : 278
Editor : Ervin Agudelo

Un Sueño Australiano: El amor sostiene el mundo. Antonio y Emilia lo tienen muy claro, pues mantendrán la llama viva sin importar la distancia. de Eron Levin está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Un Sueño Australiano: El amor sostiene el mundo. Antonio y Emilia lo tienen muy claro, pues mantendrán la llama viva sin importar la distancia. por Eron Levin

Eron Levin con Un Sueño Australiano: El amor sostiene el mundo. Antonio y Emilia lo tienen muy claro, pues mantendrán la llama viva sin importar la distancia.

Antonio y Emilia, una joven pareja colombiana de clase media baja se han trazado un sueño: viajar a Australia para obtener una residencia, o conseguir el dinero para comprar una casa y formar su hogar de vuelta a Colombia. Para ello, tuvieron que utilizar sus escasos ahorros y hacer préstamos en diferentes entidades bancarias con la promesa de no defraudar a sus codeudores. En Brisbane, tercera ciudad australiana, se encontrarán con una agridulce realidad: por un lado, la tranquilidad que circunda el ambiente, la amabilidad de sus ciudadanos y el progreso de gran metrópoli; y, por otro, las escasas oportunidades de trabajo debido al gran número de extranjeros que, so pretexto de aprender inglés, pululan en ésta tras un sueño: el de conseguir dinero o el de hacerse a la ciudadanía de un país que ofrece una de las mejores calidades de vida; pero una serie de dificultades comienzan a hacerlos reflexionar sobre la conveniencia de seguir en ese país. Lo que encontraron allí fue totalmente opuesto a un sueño.